AUTOESTIMA

5 claves para mejorar la autoestima

Tener confianza en nosotros es clave para tener una autoestima sana. Pero hacerlo no siempre es sencillo, sobre todo si nuestra valoración personal no es la óptima. Aprender a querernos a nosotros mismos sin esperar aprobación externa también es fundamental. Por ello, para mejorar la autoestima es necesario cambiar un poco la manera de pensar sobre ciertos aspectos de nuestra vida.

La autoestima es importante porque de ella depende básicamente la conducta de los individuos. Es gracias a la valoración personal que somos capaces de desarrollarnos plenamente o no. Quienes poseen una autoestima alta tienen menos probabilidades de sufrir enfermedades, tanto físicas como mentales. Además, les ayuda a sentirse mucho más motivados en el día a día.

Lo que debes hacer para mejorar la autoestima

Si has identificado en ti algunos problemas que denoten que tienes una baja autoestima o si quieres reforzar tu concepto de valía personal, puedes comenzar a trabajar estos aspectos para mejorar tu autoestima.

1. Acéptate como eres

La perfección no existe. Todos tenemos defectos, pero también tenemos cualidades. No cometas el error de creer que solo tú tienes fallas. Todo el mundo se equivoca y tiene debilidades. La clave está en aceptarse uno mismo con sus defectos y virtudes. Haciendo un balance de ambas cosas podrás avanzar para convertirte en quien quieres ser.

2. Deja de lado los pensamientos negativos

Es importante dejar los pensamientos negativos de lado. Ahora que ha quedado claro que todos tenemos defectos, debes dejar de concentrarte en ellos. Podemos mejorar en aquello en lo que no somos tan buenos. Pero no puedes centrar toda tu atención en eso. Lo que debes hacer es ir condicionando tu pensamiento hacia aspectos más positivos. Concentrarse en lo bueno es mucho mejor. Como ejercicio puedes anotar todos los días tres cosas sobre ti que te hagan feliz y después practicarlas.

3. Concentra tu atención en ti y no en los demás

Muchos confunden esto con egoísmo, pero no es así. Centrar tu atención en tí mismo es lo mejor que puedes hacer. No se trata de que no te importe el mundo, pero debes tener en cuenta que no es posible gustarle a los demás si no te gustas. Haz lo que te gusta hacer, cualquier cosa que te dé satisfacción. De esta manera podrás ser una persona mucho más feliz.

4. Considera los errores como oportunidades

Los errores no son necesariamente cosas negativas. En la comodidad y la facilidad difícilmente se crece. Por ello es importante considerar los errores como aprendizajes. Son una oportunidad de mejorar lo que estamos haciendo y de buscar soluciones. Recuerda que cada persona es diferente. Quizá no eres bueno con las matemáticas, pero sí en los idiomas. Las diferencias son lo que nos hacen únicos e interesantes.

5. Fíjate metas

Cuando nos proponemos algo, somos capaces de alcanzarlo. Por ello, debes olvidar esos pensamientos que te dicen que no eres capaz de hacer algo. Y la mejor manera de combatir esto es fijarte metas. Piensa en aquello que te gustaría alcanzar y arma un plan. Síguelo y cambia lo que debas cambiar en el camino.

Si tomas en cuenta estos aspectos podrás mejorar la autoestima y por ende sentirte mucho más feliz. Atrévete a cambiar tus pensamientos.

¿Te gustaría recibir este y otros artículos tan pronto sean publicados?
Subscríbete a nuestro Newsletter.