TERAPIA ONLINE

Mitos y prejuicios más comunes sobre ir a terapia

Hoy en día la terapia psicológica es más común de lo que la gente piensa. Realmente cada vez son más las personas que deciden asistir al psicólogo por diferentes razones y eso indudablemente representa un gran avance para esta disciplina.

Sin embargo, aún son muchos los mitos y prejuicios acerca de los psicólogos y muchas  las personas que se dejan llevar por ellos. De modo que postergan la decisión de acudir a terapia psicológica y terminan asistiendo en los momentos de mayor crisis.

¿Cuándo se recomienda buscar ayuda de especialistas?

La persona que decide comenzar un proceso psicoterapéutico, lo hace porque se encuentra en un momento de su vida en el que necesita cambios. El problema de ir al psicólogo en tiempos de crisis es que la terapia podría resultar menos eficaz.

Esto se debe a que la persona tal vez acude con la fantasía de que va a resolver sus problemas como por arte de magia, procurando soluciones instantáneas, y ese realmente no es el objetivo de la psicoterapia.

¿Cuáles son las espectativas reales?

La verdad es que el psicólogo más bien funge como un profesional que ayuda a mantener tu salud mental y de ser necesario, mejorarla. También ayuda a manejar mejor tus emociones y a proveer herramientas que a la larga surgen de ti mismo. El psicólogo simplemente te ayuda a reconocer tus capacidades mediante una introspectiva.

En todo caso, lo mejor es que examinemos con mayor amplitud los mitos en la psicoterapia que generan tantos temores al momento de asistir a la consulta. Así que si tienes dudas acerca de la psicología, te invito a que continúes leyendo.

Principales mitos y prejuicios de la psicoterapia

Cuando una persona decide asistir al psicólogo debe evitar, en la medida de lo posible, falsas expectativas que terminen influenciando negativamente el tratamiento psicológico. Aunque es normal que vayas con algunas ideas acerca de la terapia, lo cierto es que algunas de ellas podrían obstaculizar el proceso. Lo ideal es ir con la mente abierta y sobre todo con una buena actitud.

Por esto, a continuación te presentamos los mitos y prejuicios más comunes sobre la terapia psicológica.

No vale la pena pagar tanto dinero para ir al psicólogo, mejor hablo con un amigo

Muchas personas piensan que asistir al psicólogo es una práctica solo de gente adinerada. Es cierto que los psicólogos no son baratos, pero bien vale la pena pagar el precio. Se trata nada más y nada menos que de tu salud mental. No es solo ir a contarle tus problemas a una persona que no puede divulgarlos. Un psicoterapeuta va mucho más allá de simplemente escucharte y darte algún consejo al final de la “charla”.

El psicólogo debe realizarte una serie de pruebas e invertir una cantidad de tiempo para preparar los informes y las sesiones para cada paciente. Y esto le lleva mucho más tiempo que la hora que pagas por sus servicios.

Esto quiere decir que realmente la terapia conlleva todo un trabajo que no se limita a oír tus problemas. El psicólogo es un profesional que, a través de una relación de reciprocidad, te guía en el camino para que puedas descubrir en ti las habilidades que te ayudarán a conocerte mejor y de esa manera tomar una actitud mucho más certera en las situaciones difíciles de la vida.

Las personas que comienzan a ir al psicólogo dependerán de él toda la vida

Hay personas que tienen la falsa creencia de que quien asiste al psicólogo lo tendrá que hacer toda la vida. La verdad es que la duración del tratamiento va a depender de ti y de tu psicoterapeuta. Además hay personas a las que les agrada la idea de tener un punto de apoyo profesional permanente en su vida y esto no implica dependencia en absoluto.

Ciertamente algunas veces la duración de la terapia es indeterminada y llega a durar años antes de que el paciente sea dado de alta. Pero esta no es la regla. Cada vez un mayor número de terapias tienen tiempos de duración más cortos.

A los psicólogos solo asiste la gente con problemas muy graves o que está “loca”

Este es uno de los prejuicios más comunes. Nada más alejado de la realidad. ¿Quién no se ha enfrentado alguna vez con retos y desafíos que no han salido bien? O dicho de un modo más simple ¿Quién no ha tenido o tiene problemas en la vida? En muchas ocasiones lo que necesitamos es un cambio de perspectiva para poder afrontar los problemas de una forma emocionalmente madura. Este es el principal objetivo de la psicoterapia.

La mayoría de las veces se acude al psicólogo como último recurso, cuando ya la situación que está afectando tu vida se ha agravado y no ves la salida por tu propia cuenta. En realidad no es necesario esperar a que algo grave ocurra para buscar ayuda psicológica.

Ir a terapia no implica que estés desequilibrado mentalmente. Siempre hay un evento preciso que detona la necesidad de acudir al psicólogo, pero este no tiene que ser algo de índole mayor.

Las personas que asisten al psicólogo es porque son incapaces de resolver por sí solos sus problemas

Según el juicio de algunas personas, si asistes al psicólogo es porque eres débil e incapaz de afrontar las contrariedades de la vida. El acto de necesitar ayuda profesional puede ser visto como algo vergonzoso y es una de las principales razones por las que una persona retrasa por tanto tiempo el inicio de la terapia psicológica.

La clave está en comprender que la psicoterapia simplemente provee las herramientas necesarias para enfrentar satisfactoriamente los problemas que se nos presentan. Implica además un trabajo en conjunto. Es decir, el paciente y el psicólogo deben buscar entre los dos la manera más conveniente de afrontar una situación o problema. Si dejas todo en manos del psicólogo, difícilmente verás algún cambio.

Existen muchos mitos en la psicoterapia que tienen fundamento en informaciones erróneas y no en experiencias como tal. Lo importante es que te sientas bien con el psicólogo que elijas y que tengas con él una relación realmente satisfactoria y funcional. Solo así la terapia será efectiva y podrás desarrollar tu máximo potencial.

¿Te gustaría recibir este y otros artículos tan pronto sean publicados?
Subscríbete a nuestro Newsletter.